1 abril 2020

Tratar casos agudos de coronavirus

 

Si interesa, este artículo (que aún no me he leído) pinta muy bien
www.medrxiv.org/content/10.1101/2020.02.29.20029520v1

Relaciona viremia con niveles de IL-6.
La IL6 es un indicador directo de activación macrofágica, es decir, de inflamación, por ello se está usando tocilizumab (que es un antiIL6).
El gran problema de este virus es la hiperactivación inmune que genera más que el propio virus en sí.

La IL-6 como otras interleuquinas no son analitos de diagnóstico rutinario, de hecho es bastante caro y hay que justificar la petición a laboratorio.
Este médico sugiere una alternativa, la ferritina, que es (además de un marcador de las reservas de hierro del organismo), un marcador de fase aguda ya que es típico que se eleve como la PCR, la VSG y otros en infecciones y situaciones de estrés (ej cirugía).
La ferritina es muy barata (al menos en comparación con cualquier panel de citoquinas) y es muy fácil de pedir (es de uso rutinario, siempre está en cualquier perfil de hierro que se le pide a alguien).

Mayores niveles de ferritina estarían correlacionados con mayores niveles de IL6 y por tanto mayores niveles de viremia. Y si la viremia es alta es más probable que el paciente se ponga muy malo.

PD. Me voy a columpiar un poco pero si no me equivoco: La razón por la que se acumula hierro es por secuestro macrofágico de hierro que al activarse en combinación con una elevación de los niveles de hepcidina (que impiden la liberación de hierro) secuestran mucho hierro en las infecciones y por eso en las infecciones severas se tiene tendencia a la anemia (anemia de trastornos crónicos).

También se pueden tratar con pulsos de corticoides

Pulsos de corticoides. Los corticoides se dan en todas las neumonías severas por ser broncodilatadores. Son un tratamiento absolutamente esencial de las neumonías más aún si se tratan de broncópatas. Habitualmente se da metilprednisolona 40-80mg/8hs ajustando dosis en función del peso y actocortina 300-500 mg en situaciones de urgencia. En este caso habla de pulsos de corticoides, por lo que entiendo que van a probar con bolos de hasta 1 g de metilprednisolona vía iv que es un tratamiento habitual en enfermedades autoinmunes y vasculitis como la arteritis de la temporal o el síndrome de Wegener.

Por lo tanto este médico entiende que esta infección se comporta como una de las dos últimas afecciones y los corticoides aquí no sólo se emplearían como broncodilatadores sino como inmunomoduladores (ya que no interesa inmunodeprimir sino inmunomodular aunque el matiz sea muy sutil y evitable, básicamente evitar una respuesta proinflamatoria exagerada sin inducir una neutropenia).

El problema de las dosis tan elevadas de corticoides es que pueden inducir una desmineralización ósea brutal pudiendo ser más frecuente las fracturas osteoarticulares patológicas.

Esto también ocurre en pacientes con corticoterapia crónica que se tienen que someter al menos a algún control rutinario con densitometría pues por los corticoides administrados de forma crónica tienden a la osteopenia.

Pero valorando el riesgo-beneficio, el empleo de pulsos de corticoides en esta infección estaría más que justificado, deseable por encima de los riesgos de inducir una osteopenia visto cómo se comporta este virus.

 

Hallan una forma de evitar la respuesta fatal que los virus provocan a algunas personas

En los ratones tratados con una molécula que se dirige a la proteína S1P1, la producción de citoquinas y los primeros signos de la inflamación fueron suprimidos. Como resultado, fueron mucho más propensos a sobrevivir a la infección del virus de la gripe porcina H1N1. Cabe destacar que varias empresas ya están probando S1P1 en ensayos clínicos.

Leer más: https://www.infosalus.com/actualidad/noticia-hallan-forma-evitar-respuesta-fatal-virus-provocan-algunas-personas-20110915181655.html

(c) 2020 Europa Press. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de este contenido sin su previo y expreso consentimiento.

Y esta fuente evitar la tormenta de citoquinas.

Una proteína que se encuentra en la superficie de las células endoteliales, llamada receptor esfingosina-1-fosfato (S1P1), es esencial para las tormentas de citoquinas asociadas a la gripe.

Y esto

Estos conceptos básicos tienen muchas implicaciones relevantes en la práctica clínica. En el caso que nos ocupa la industria farmacéutica ha desarrollado compuestos que funcionan como agonistas activando al receptor S1P1 de los linfocitos y otras células, pero rápidamente lo internalizan y lo degradan. El resultado a nivel sistémico es que los linfocitos tienen menos receptores S1P1 y después de su activación ya no responden correctamente al gradiente de esfingosina 1–fosfato, quedándose atrapados en el ganglio linfático. Esto desencadena una disminución en la cuenta linfocitaria hemática (linfopenia) y disminuye la respuesta inmunológica; es decir, éste tipo de compuestos funcionan en cierta medida como inmunomoduladores negativos (inmunosupresores) por lo que se están probando en modelos experimentales de rechazo y de enfermedades autoinmunes. De hecho, uno de ellos, el Fingolimod (FTY720) ya se está utilizando en humanos para el tratamiento de casos específicos de esclerosis múltiple, aparentemente con éxito5. Hay que mencionar que el fingolimod es un agente que es fosforilado por la esfingosina cinasa II (FTY720–P), convirtiéndolo así en un análogo de la esfingosina 1–fosfato, que en los linfocitos activa a los receptores S1P1 induciendo su internalización y degradación casi inmediata (figura 3). La consecuencia es una disminución en el ataque autoinmune al sistema nervioso central. Es importante señalar que el compuesto también actúa sobre receptores de células gliales (astrocitos y microglia) lo que disminuye la desmielinización e incrementa la remielinización del sistema nervioso6,7, contribuyendo así a la acción terapéutica. No obstante lo anterior, es fundamental que el médico esté atento a la evolución del tratamiento pues, no hay medicamentos sin acciones indeseables y, en este caso, se pueden abatir las defensas del organismo mas allá de lo deseable, entre otros problemas y efectos secundarios.

Es notable cómo los avances en las ciencias básicas repercuten sobre la práctica clínica y que lo hacen, día a día, con mayor velocidad. Para el médico mantenerse actualizado en aspectos básicos y clínicos representa un gran reto pero es fundamental para proporcionar al paciente atención de alta calidad técnica y científica. Además debe conservar la orientación humanista, propia de la buena práctica médica. No hay duda de que sabemos más cada día y que… ¡aún es tanto lo que ignoramos!

fuente

Alternativa:

(Hidroxicloroquina + Azitromicina+remdesivir)

Sustituir la Hidroxicloroquina por el fosfato de cloroquina podría tratrar la neumonía

     

Se llama ivermectina y promete acabar con el Codvid19 en 48 horas:
Pero volvienfo a las IL-6 si las inibimos la tormenta de citioquinas no se da, como ha hecho Sanofi,  con Sarilumab que para la neumonía.
Sarilumab es un anticuerpo monoclonal humano que inhibe la vía de la interleucina 6 (IL-6) uniendo y bloqueando el receptor de IL-6. La IL-6 puede desempeñar un papel en impulsar la respuesta inflamatoria hiperactiva en los pulmones de pacientes Covid19.
Así se pudo observar en estudios realizados en China, que sugerían que la vía de la interleucina 6 puede desempeñar un papel importante en la respuesta inflamatoria hiperactiva en los pulmones de pacientes con Covid19, sobre todo en los casos más graves. Ahora las investigaciones sobre la eficacia de sarilumab en pacientes Covid19 llega a los pacientes europeos.
(Sarilumab : Sarilumab (nombre comercial Kevzara) es un anticuerpo monoclonal humano contra el receptor de interleucina-6. Regeneron Pharmaceuticals y Sanofi desarrollaron el medicamento para el tratamiento de la artritis reumatoide (AR), para lo cual recibió la aprobación de la FDA de los EE. UU. El 22 de mayo de 2017 y la aprobación de la Agencia Europea de Medicamentos el 23 de junio de 2017.)
“Quizá fue el aislamiento de los asintomáticos positivos lo que frenó la epidemia. Es una hipótesis, pero creemos que cuando el virus circula muchas veces por el mismo ambiente, potencia su acción.”Andrea Crisanti

P. Algo que sigue preocupando es que también mueren personas jóvenes.

R. Creo que se distorsiona un poco ese mensaje. En realidad es muy, muy rara la muerte de personas jóvenes. Por debajo de los 20 años, creo que han muerto 10 en total, al menos en los países donde se sabe lo que está pasando. En África no tenemos ni idea de lo que puede estar sucediendo.Andrea Crisanti

P. Como inmunólogo ¿qué teoría le convence más sobre lo selectiva que es en términos de edad la neumonía que provoca este virus?

R. Hay dos teorías. La primera dice que la respuesta tumultuosa y excesiva causada por el sistema inmunológico natural, una tormenta de citoquinas macrófagas que colapsan los pulmones… Una reacción excesiva en los pacientes más ancianos. Los niños de dos o tres años que tienen un sistema inmunológico muy poco eficaz, apenas formado, ni lo notanAndrea Crisanti

En una serie de casos iniciales de China, una cohorte de 21 pacientes de COVID-19 experimentó una rápida reducción de la fiebre y el 75 por ciento de los pacientes (15 de 20) redujeron su necesidad de oxígeno suplementario pocos días después de recibir otro anticuerpo receptor de IL-6 (tocilizumab). En base a estos resultados, China actualizó sus pautas de tratamiento con COVID-19 y aprobó el uso de ese inhibidor de IL-6 para tratar pacientes con enfermedades graves o críticas

C6428H9976N1720O2018S42

tocilizumab

 

PD.: Bancos de inmunoglobulinas en frío para poder aplicar después esas inmunoglobulinas, de gente ha sobrevivido a la infección, y ha generado anticuerpos. Hay gente que no las puede generar. Así no dejaremos atrás a nuestros  mayores. Hasta la vacuna.



Copyright 2019. All rights reserved.

Publicado 1 abril, 2020 por Adunti in category "Sin categoría

Sobre el Autor

Adunti

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.